Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía; 

Fuente cerrada, fuente sellada. 

Tus renuevos son paraíso de granados, con frutos suaves, De flores de alheña y nardos; Nardo y azafrán, caña aromática y canela, Con todos los árboles de incienso; Mirra y áloes, con todas las principales especias aromáticas. 

Fuente de huertos, Pozo de aguas vivas, Que corren del Líbano. 

El Cantar de los Cantares

2 comentarios

    1. Mario,

      Esto si que es un piropazo. Muchísimas gracias. Creo que mientras mantenga la ilusión haré todo lo que pueda para mantenerlo así. Poco a poco he ido cogiéndole el gustillo.

      Mil gracias! Saludos, Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *