Nuestro Enfoque

¿Qué nos mueve? ¿Cómo lo hacemos? ¿En qué nos diferenciamos?

Queremos que la naturaleza sea parte del día a día. Espacios exteriores que permitan instantáneamente hacernos desconectar del ruido de la ciudad. Donde disfrutas e interactúas. Da igual si son ochenta u ocho mil metros cuadrados. La diferencia está en la sensación de inmersión que buscamos crear.

• Creamos paisajes donde no se sabe cuándo empieza la arquitectura y dónde acaba la naturaleza.

• Proyectos que requieren de conocimientos específicos de biología, ecología, relaciones humanas, estética, e infraestructuras.

• Paisajes que quieren crear estrechos lazos culturales, funcionales y estructurales entre todos los seres vivos.

• Paisajes dinámicos, sostenibles y diversos. Divertidos, sorprendentes, que inspiren a ser descubiertos.

• Espacios accesibles, innovadores y resilientes. Que se adapten a la emergencia climática, que miren por el entorno.

• Crear múltiples conexiones entre los elementos vivos e inertes. Reciclar, utilizar materiales naturales, y siempre la simplicidad en los detalles.

Las tres dimensiones de
nuestro enfoque

PRIMERA DIMENSIÓN

La comprensión del espacio y sus desafíos

Comenzamos por comprender  el lugar para crear soluciones adaptadas y específicas. Buscamos la esencia del espacio, lo que lo define, para poder potenciar sus mejores cualidades. Las limitaciones se convierten en desafíos. Proponemos soluciones creativas y las presentamos y discutimos juntos.

SEGUNDA DIMENSIÓN

La integración con la arquitectura y las necesidades de sus habitantes

Dedicamos tiempo a entender la arquitectura pero también las necesidades de quien vivirá ese espacio y de cómo lo va a cuidar. El objetivo es que parezca que nuestra actuación es inexistente y que todo estuvo allí ya antes, y si no fue así, que el espacio sea una sorpresa, que te permita desconectar, que te muevas por él como en un cuento.

TERCERA DIMENSIÓN

La conexión con el entorno y las personas

Nos enfocamos en la conexión con el entorno para crear una experiencia coherente y visualmente atractiva utilizando la naturaleza con el objetivo de que no se sepa dónde acaba la arquitectura y cuándo empieza el paisaje. Y, creamos un escenario para los que lo habitan.