Un Jardín silvestre para una Hacienda | Sevilla

Buscando el lado más silvestre del campo sin lazos ni manicuras este jardín contaba ya con su naranjal y una estructura de setos de mirto, pero la entrada a la Hacienda y sus parterres estaban vacíos. No se busca la ornamentación excesiva y si un mantenimiento ajustado.Flores silvestres, iris, rosas, lavandas y muchas más se plantan para formar un jardín para una granja.

El primer año se llevó acabo una siembra de cosmos para dar color nada más entrar el verano. Ya para el otoño se organizó una plantación ya con vistas a largo plazo.

UBICACIÓN

Sevilla

SUPERFICIE

1ha

CLIENTE

Privado

AÑO

2017-2020

ARQUITECTO

N/A

FOTOGRAFÍA

Marta Puig de la Bellacasa

VER MÁS PROYECTOS