Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía; 

Fuente cerrada, fuente sellada. 

Tus renuevos son paraíso de granados, con frutos suaves, De flores de alheña y nardos; Nardo y azafrán, caña aromática y canela, Con todos los árboles de incienso; Mirra y áloes, con todas las principales especias aromáticas. 

Fuente de huertos, Pozo de aguas vivas, Que corren del Líbano. 

El Cantar de los Cantares